Satsang

– reconocer a nuestro verdadero ser como paz y amor incondicional realizado


Satsang significa „ reunidos en la más alta verdad”. Aunque este término proceda del advaita vedanta, una doctrina sabia hindú, la cognición de la que trata el satsang, no está atada a un punto de vista religioso o ideológico. Al contrario: La profundidad de nuestro ser verdadero se nos manifiesta precisamente, cuando reconocemos todas nuestras ideas sobre el mundo y acerca de nosotros mismos como simples imaginaciones para derjarlas de lado un instante. Entonces precenciamos un silencio interior, en el cuál desvanecen toda insatisfacción, preocupación y sufrimiento. Desaparece la idea, de ser un Yo separado de toda la existencia. La eterna búsqueda de la felicidad y curación llega a su fin. Quedan, la presencia indescriptible y el amor incondicional.

Desde mediados de los años noventa, mundialmente a cada vez más gente se le manifiesta el conocimiento vivo de su ser verdadero y la experiencia de una liberación radical de la identificación con un Yo personal y limitado. Algunos de ellos actúan en el rol de maestro o maestra espiritual. Ellos están a disposición para  apoyar a todos aquellos, que tengan el profundo anhelo por depertar a su verdadera naturaleza.

Muchos de los maestros conocidos se sienten inspirados por la línea de maestros que remonta al sabio hindú Sri Ramana Maharshi. La transmisión de cada maestro contemporáneo difiere en estilo y punto esencial. Algunos se apoyan en el modo de expresión y en los „métodos” de la tradicional doctrina advaita. Otros abren paso a nuevos caminos e incluyen conocimientos de la psicología occidental y métodos terapéuticos. El tema central siempre es el desenmascaramiento de la identificación errónea con un Yo personal, limitado y la liberación del sufrimiento acompañante. Frecuentemente los encuentros en el satsang se caracterizan por un ambiente de profundo silencio “contagioso”, de paz interior y de precencia viva. El espíritu pensante y plagado de preocupaciones del participante, se calma por sí solo durante los eventos. Un aspecto esencial del satsang consiste en entregarse a este silencio interior y dejarse absorber por él por completo. A la par la mayoría de los maestros de satsang ofrecen en el diálogo sugerencias de autoinvestigación del ser interior. Invitan a experimentar directamente la paz interior. Los obstáculos y las dificultades son aclarados, y la experiencia de pleno ser y libertad se profundizan de forma natural.

Texto por: Torsten Brügge - www.satsang-mit-torsten.de - 2008
Copyright Michael Zipf 2017 | Impressum